Todo Lo Que Necesitas Saber Acerca De Como Cuidar A Un Gato. Alimentación, Cuidados Médicos Y Más!

Antes de elegir un nuevo gato adulto o cachorro, es importante tomar tiempo para investigar y pensar en tus opciones. La personalidad, la edad y el aspecto de un gato, así como los tipos de mascotas que ya tienes en casa, son todas las cosas que debes tener en cuenta. Y si nunca has tenido un gato, también es importante saber de antemano exactamente como cuidar a un gato.

Todo lo que necesitas saber acerca de como cuidar a un gato

Te damos algunos tips acerca de las cosas básicas que debes saber sobre como cuidar a un gato.

¿Qué edad y tipo de gato debo llevar a casa?

Primero debes decidir si deseas llevar a casa un gatito, un joven o un adulto. Generalmente, los gatitos son curiosos, juguetones y enérgicos. Tienes la oportunidad de verlos crecer y madurar, y puede influir en el desarrollo de su personalidad. Un gatito también puede ser aceptado más fácilmente por las mascotas que ya tienes.

La personalidad de un gato adulto ya está establecida, por lo que tendrás una mejor idea de qué tipo de mascota será. Los gatos adultos también suelen requerir menos cuidados intensivos y supervisión que los gatitos o los jóvenes.

Una segunda cosa a considerar en la elección de un gato es si deseas uno de raza o uno mixto. Ambos gatos pueden ser excelentes compañeros. La mayor ventaja de conseguir un gatito o un adulto de cierta raza es que su tamaño, aspecto, y en cierta medida, personalidad, es probable que encaje el perfil de su raza particular. Con un gatito de raza mixta, no serás capaz de predecir su tamaño adulto y el aspecto con precisión.

Muchas de estas consideraciones se reducen a la preferencia personal. En verdad, el factor más importante en la elección de un gato es determinar lo saludable que es. Luego de esta elección podremos descubrir como cuidar a un gato.

Comprende el Lenguaje de los Gatos

Cajas de arena y platos de comida

En primer lugar, tu gato debe tener acceso a una caja de arena. Los gatos son naturalmente limpios y la mayoría instintivamente utilizan una caja de arena. La caja de arena puede ser simple o extravagante, pero la mayoría de los gatos prefieren cajas simples sin tapas. Ten en cuenta que los gatitos necesitarán una caja que sea lo suficientemente baja para que puedan entrar fácilmente. La mayoría de los gatos prefiere arena de textura fina y sin olor. Al principio, tú elegirás el tipo de arena y caja. Más tarde, tu gato puede demostrar sus preferencias.

Asegúrate de mantener limpia la caja de arena y la zona circundante y cambia la arena con frecuencia. Los gatos pueden evitar un área de la caja que no esté limpia. Además, proporcionar sólo una caja de arena puede no ser suficiente. Los conductistas animales sugieren proporcionar tantas cajas como gatos tengas más uno. Por ejemplo, si tienes dos gatos, debes tener tres cajas de arena.

Tu nuevo gato también necesitará platos separados de comida y agua. Mantenlos lejos del área de la caja de arena, para evitar la contaminación. Es importante mantener los platos limpios, y el contenido fresco. Los gatos pueden rechazar alimentos o agua viejos.

¿Qué debo alimentar a mi nuevo gato?

Qué alimentar, cuánto a alimentar, y qué tan a menudo alimentar son preocupaciones comunes de los dueños primerizos. En primer lugar, debes averiguar lo que tu nuevo gato ha estado comiendo. Incluso si no esperas permanecer con esa dieta, debes seguir alimentando algunos de los alimentos viejos a medida que gradualmente cambias a los nuevos. Ya sea que escojas alimentos secos, enlatados o semi-húmedos, asegúrate de comprar un producto que cumpla con los estándares establecidos. Las etiquetas nutricionales de los alimentos deben proporcionar este tipo de información.

Si tu gato está comiendo una dieta que cumple con los estándares puedes estar seguro de que está recibiendo un suministro adecuado de vitaminas y minerales. Por lo tanto, el uso de suplementos de vitaminas y minerales es innecesario. De hecho, la adición de un suplemento sin la aprobación de un veterinario puede dañar realmente a tu gato. Esta es una parte muy importante de aprender como cuidar a un gato. Si tienes dudas, sonsulta con tu veterinario.

¿Qué cuidados veterinarios necesitará mi nuevo gato?

Cualquier gato debe ser revisado por un veterinario tan pronto como sea posible después de llevarlo a casa. Si no hay antecedentes de salud disponibles, Tu veterinario probablemente realizará algunas pruebas para determinar que está libre de enfermedades. Uno de los primeros puede ser una prueba para el virus de la leucemia felina (FeLV) y el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF). El virus de la leucemia felina y el VIF debilitan el sistema inmunológico, dejando al gato vulnerable a infecciones secundarias y cáncer.

Además tu veterinario probablemente analice una muestra fecal para detectar parásitos intestinales. La mayoría de los parásitos intestinales privan al gato de nutrición importante, causando debilidad y susceptibilidad a infecciones. Mantener a tu gato libre de parásitos es importante para su salud a largo plazo. Si tu gato está infectado, la medicación adecuada debe ser recetada por el veterinario.

Durante el examen físico, el veterinario también verificará la presencia de parásitos externos como pulgas, garrapatas y ácaros. Los parásitos externos causan los trastornos cutáneos más comunes de los gatos y pueden transmitir otras enfermedades. El veterinario puede proporcionar tratamientos eficaces y métodos de control para los parásitos externos.

¿Qué pasa con las vacunas?

Este es uno de los más importantes aspectos acerca de como cuidar a un gato. Una serie de vacunas son una de las mejores maneras de asegurarse de que tu gato está protegido contra enfermedades infecciosas mortales. Las vacunas ayudan a preparar el sistema inmunológico de un gato para evitar la invasión de un organismo causante de una enfermedad en particular. Cuando se administra una vacuna, el sistema inmunológico tiene una respuesta protectora. Por lo que si tu gato es posteriormente expuesto a la causa de la enfermedad, su sistema inmunológico está preparado para prevenir la infección.

La vacuna combinada más común protege a su gato contra tres enfermedades: panleucopenia felina, rinotraqueitis viral felina y enfermedad causada por calicivirus felino. La panleucopenia felina, es una enfermedad viral altamente contagiosa y mortal de los gatos.

Generalmente, la primera vacuna se administra cuando su gato tiene de seis a ocho semanas de edad. La vacuna se repite (o “refuerza”) a intervalos de tres a cuatro semanas hasta que el gatito tiene dieciséis semanas de edad. Después de esta serie inicial, los refuerzos se dan un año más tarde y luego cada tres años, para mantener al gato protegido.

Tu gato también debe ser vacunado contra la rabia. De hecho, la vacunación contra la rabia es requerida por la ley en muchos países. La vacuna se debe administrar cuando el gato tiene de ocho a doce semanas de edad y un año después. Posteriormente, la vacuna debe administrarse cada uno a tres años, dependiendo de nuevo del tipo de vacuna y de los requisitos locales de vacunación contra la rabia. Consulta con tu veterinario para decidir qué vacunas pueden ser beneficiosas para tu gato.

¿Cuándo debo esterilizar mi gato?

Tradicionalmente, los gatos son esterilizados o castrados a los seis meses de edad o más. Sin embargo, algunos veterinarios recomiendan realizar el procedimiento a una edad más temprana. La esterilización u ovariohisterectomía es la extirpación quirúrgica de los órganos reproductores femeninos. Es un procedimiento recomendado para todas las hembras que no se utilizarán en un programa de cría. Además de ayudar a disminuir la superpoblación, elimina los comportamientos asociados con el ciclo de apareamiento, como el aullido y la inquietud. La esterilización también reduce en gran medida la incidencia del cáncer mamario.

La castración es la extracción quirúrgica de partes de los órganos reproductores masculinos. Los beneficios, además de prevenir la impregnación de las hembras, incluyen la reducción de la agresividad excesiva, el exceso de orina y el olor acre de la orina masculina.

Conoce todo sobre el Celo en los Gatos

Aprender como cuidar a un gato no es tan difícil como puedes creer. Una correcta alimentación y controles veterinarios junto a mucho amor son más que suficientes para tener una mascota sana y feliz!

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.