Para Volverte Erudito

Cómo Aliviar Las Hemorroides – 20 Consejos Que Te Ayudaran.

No necesitas consultar a un médico para saber cómo aliviar las hemorroides, sus efectos secundarios o evitar que las molestias empeoren. Los mejores tratamientos para las hemorroides son a menudo cosas que puedes hacer en casa. Muchos de estos consejos te ayudarán a evitar el estreñimiento y te facilitará la tarea de ir al baño y podrá detener las hemorroides antes de que se formen.

Las hemorroides a menudo pueden mejorar sin cirugías o incluso procedimientos que tu médico puede hacer en su consultorio. Lo mejor es que comiences con productos de venta libre y cambios en el estilo de vida para que veas como este problema mejorara notablemente.

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides, también llamadas pilas, son venas hinchadas en el ano y el recto inferior, similar a las venas varicosas. Las hemorroides tienen una serie de causas, aunque a menudo la causa es desconocida. Pueden resultar de esfuerzo durante las evacuaciones intestinales o por el aumento de la presión sobre estas venas durante el embarazo. Las hemorroides pueden estar ubicadas dentro del recto (hemorroides internas), o pueden desarrollarse en la piel alrededor del ano (hemorroides externas).

Las hemorroides son muy comunes. Casi tres de cada cuatro adultos tendrán hemorroides de vez en cuando. A veces no causan síntomas, pero en otras ocasiones causan picazón, malestar y sangrado. Ocasionalmente, puede formarse un coágulo en una hemorroide (hemorroide trombosada). Éstos no son peligrosos pero pueden ser extremadamente dolorosos.

Afortunadamente, muchas opciones eficaces están disponibles para tratar las hemorroides. Muchas personas pueden obtener alivio de los síntomas con tratamientos caseros y cambios en el estilo de vida.

Hemorroides

¿ Cómo Aliviar Las Hemorroides ?

Las hemorroides normalmente no duelen, pero pueden sangrar sin dolor. Cuando las hemorroides duelen es porque es probable que se hayan movido al exterior del canal anal (o prolapso) durante una evacuación y en consecuencia se agrandan. Si, además, las hemorroides desarrollan un coágulo de sangre, (o se convierten en trombosadas), de esta forma pueden llegar a ser especialmente dolorosas.

Hay muchas maneras con la que la gente puede tratar de reducir las hemorroides dolorosas, pero antes de intentar los tratamientos caseros, el diagnóstico médico apropiado es crítico.

20 Consejos para aliviar el malestar de los síntomas de las hemorroides.

¿Está considerando algunos remedios caseros para tus hemorroides? Para aliviar el dolor y la picazón puedes elegir cualquiera de estas opciones:

  1. Toma baños calientes.

Sumérgete en una bañera llena de unas pocas pulgadas de agua tibia durante unos quince minutos a la vez. Repite dos o tres veces al día y después de cada evacuación intestinal. Si deseas lavar el área, también, usa jabón sin perfume y no frotes el área.

Después, seca suavemente la zona o incluso puedes utilizar un secador con aire fresco si eso te hace sentir mejor.

  1. Frota suavemente con toallas o cremas especiales para sentir alivio.

Existen toallitas o cremas especiales que pueden calmar el dolor y la picazón sin efectos secundarios. Una crema de hidrocortisona al 1% en la piel fuera del ano (no dentro) puede aliviar la comezón, también. Pero no la uses por más de una semana a menos que tu médico diga que está bien.

  1. Coloca hielo.

Coloca una pequeña compresa fría en el lugar del problema varias veces al día. Esta técnica puede aliviar el dolor y reducir la hinchazón por un tiempo.

  1. Considera los analgésicos.

Un medicamento sin receta, como acetaminofen, aspirina o ibuprofeno, podría ayudar con el dolor.

  1. No te rasques.

Podrías dañar la piel y empeorar la irritación, y la picazón.

  1. Usa ropa interior de algodón.

Lo mejor es que escojas la ropa interior suave y de 100% algodón ya que este material te permitirá mantener el área ventilada y así evitaras la acumulación de humedad, lo que podrá molestar a las hemorroides.

  1. Buenos hábitos de baño.

Limita tu tiempo en la poceta. Si consideras que después de unos minutos has terminado de defecar, no esperes o fuerces hacer más. Trata de entrar en una rutina donde puedas ir al baño todos los días a la misma hora.

  1. Humedece el papel higiénico antes de usarlo.

Se gentil. Si el papel higiénico es irritante, intenta humedecerlo primero. O utiliza toallitas humedecidas previamente, bolas de algodón o toallitas para bebés sin alcohol.

Humedece el papel higiénico antes de usarlo

  1. No aguantes las ganas de defecar.

Cuando sientas que tienes que ir al baño, hazlo. No esperes por un mejor momento o lugar. Aguantar te puede llevar a tensiones y más presión. Ve tan pronto como puedas cuando sientas el impulso.

  1. Pruebe una posición en cuclillas.

Coloca un banco corto o una pila de guías telefónicas bajo tus pies cuando vayas al baño. Levantando las rodillas mientras te sientas en el inodoro cambiaras la posición del funcionamiento interno de tus intestinos y podrías hacer movimientos intestinales más fáciles.

  1. Consume más fibra.

La fibra ablandará las heces y las hará moverse a través de tu cuerpo más fácil. Alimentos como frijoles, panes de grano entero y cereales, frutas y verduras frescas son una buena opción. Consume la fibra lentamente para ayudar a evitar los gases y la hinchazón.

Una dieta rica en alimentos ricos en fibra y con pocos alimentos procesados es lo mejor para las hemorroides. Coma principalmente verduras, frutas, nueces y granos enteros para evitar el estreñimiento.

Fibra para las hemorroides

Si no puedes obtener suficiente fibra de los alimentos, tu médico puede querer que tomes un suplemento de fibra o suavizante de heces. No tomes laxantes, ya que pueden causar diarrea que podría irritar las hemorroides.

La cáscara de psyllium es un suplemento que ayuda a aumentar la ingesta de fibra, y suaviza las heces para hacerlas más fáciles de pasar. Ten cuidado de no aumentar la fibra demasiado, demasiado rápido, ya que también puede causar gases o cólicos.

  1. Bebe muchos líquidos.

Mantente bien hidratado para que las heces se hagan más blandas, para esto el agua abundante durante todo el día es la mejor opción. El jugo de ciruela pasa es un laxante natural y puede ayudarte también.

Bebe de siete a ocho vasos de agua cada día, por lo menos un medio galón total. Si eres muy activo o vives en un clima caliente, puede que necesites aún más cantidad de agua.

  1. Ejercítate regularmente.

Incluso caminar enérgico veinte a treinta minutos todos los días puede ayudarte a evitar que tengas problemas de estreñimiento.

  1. Relájate cuando este pujando en la poceta.

¡Respira! Mantén el aire en movimiento dentro y fuera de ti cuando estés en el momento defecando. Es común que contengas la respiración mientras estás empujando, tirando o haciendo un esfuerzo, y eso puede llevarte a sentir más dolor de hemorroides y sangrado.

Relájate cuando este pujando en la poceta.

  1. Utiliza una almohada para sentarte.

Siéntate en un cojín en lugar de una superficie dura. Facilitará la hinchazón de cualquier hemorroides que tengas. También puedes ayudar a prevenir la formación de otros nuevos.

  1. Tomar descansos en jornadas largas de trabajo.

Si tienes un empleo que amerite largos lapsos de tiempo sentado, es bueno que cada hora te levantes y tomes un descanso de por lo menos cinco minutos.

  1. Vinagre de sidra de manzana.

Algunas personas dicen que el vinagre de sidra de manzana puede dar alivio instantáneo a las hemorroides, reduciendo la picazón y el dolor, pero no uses este remedio muy a menudo ya que puede quemar la piel con un uso excesivo y en consecuencia puede exacerbar los problemas.

  1. El Aloe vera.

Las propiedades anti- inflamatorias del aloe vera pueden ayudar a calmar la inflamación de las hemorroides.

  1. Aceite de árbol.

Algunas personas dicen que las propiedades antisépticas y anti- inflamatorias del aceite de árbol puede reducir la hinchazón y la picazón causada por las hemorroides.

  1. Sales de Epsom y glicerina.

Este tratamiento menos conocido en el hogar puede ayudar a las hemorroides dolorosas. Utiliza estos ingredientes simples para hacer un compuesto que se aplican directamente a la zona inflamada:

  • Mezcle dos cucharadas de sales de Epsom con dos cucharadas de glicerina.
  • Aplica la mezcla a una gasa y colócala sobre el área dolorosa.
  • Deja esta aplicación en el área durante quince a veinte minutos.
  • Repite cada cuatro a seis horas hasta que el dolor se calme.

4 Procedimientos médicos

Si tus síntomas son graves o no están mejorando después de un par de semanas con los tratamientos antes mencionados, es posible que tu médico puede querer hacer un procedimiento para reducir o eliminar las hemorroides. Muchos se pueden realizar en el mismo consultorio.

Te sugiero que leas:  Cómo Tomar Las Semillas De Chía Y Su Utilidad En El Organismo

  1. La inyección.

Tu médico puede inyectar una hemorroide interna con una solución para crear una cicatriz y cerrar la hemorroide. Este procedimiento no es tan doloroso.

  1. Ligadura de banda de caucho.

Este procedimiento se realiza a menudo sobre hemorroides prolapsadas o hemorroides internas que se pueden ver o sentir fuera. Usando una herramienta especial, el doctor pondrá una pequeña goma alrededor de la hemorroide, que cerrará el suministro de sangre casi al instante. Dentro de una semana, la hemorroide se secará, se contraerá y se caerá.

  1. Coagulación o cauterización.

Con una sonda eléctrica, un rayo láser, o una luz infrarroja, tu médico hará una pequeña quemadura para quitar el tejido y sin dolor sellar el final de la hemorroide, haciendo que se cierre y se encoja. Esto funciona mejor para las hemorroides prolapsadas.

  1. Cirugía.

Para las hemorroides internas grandes o las hemorroides externas extremadamente incómodas, tu doctor podrá desear hacer una hemorroidectomía tradicional para quitarlas, o una nueva técnica que usa grapas.

Los tratamientos médicos son eficaces, pero a menos que cambies tu dieta y estilo de vida, las hemorroides podrán volver a ser todo un problema.

  • Hemorroidectomía.

Es posible que necesites cirugía si tienes grandes hemorroides sobresalientes, hemorroides persistentemente sintomáticas externas o hemorroides internas que regresan a pesar de la ligadura de la goma elástica. En una hemorroidectomía tradicional, se realiza una incisión estrecha alrededor del tejido de hemorroides externo e interno y se eliminan los vasos sanguíneos ofensores.

También te podría interesar: 10 Remedios Caseros Para Curar Las Almorranas

Este procedimiento cura el 95% de los casos y tiene una baja tasa de complicaciones, pero tiene reputación de ser doloroso. El procedimiento requiere anestesia general, sin embargo, los pacientes pueden ir a casa el mismo día. Los pacientes suelen regresar al trabajo después de siete a diez días. A pesar de los inconvenientes, muchas personas se complacen en tener una solución definitiva a sus hemorroides.

  • Las grapas.

Una alternativa a la hemorroidectomía tradicional se llama hemorroidopexia grapada. Este procedimiento trata hemorragias o prolapso de hemorroides internas. El cirujano utilizara un dispositivo de grapado para anclar las hemorroides en su posición normal.

Al igual que la eliminación de hemorroides tradicionales, la hemorroidopexia grapada se realiza bajo anestesia general como cualquier cirugía, pero es menos doloroso y la recuperación es más rápida.

Recuerda,

Para ayudar a tratar y prevenir las hemorroides es importante comer suficiente fibra (25 gramos al día para las mujeres, 38 gramos al día para los hombres) y beber al menos ocho vasos de agua al día. Estos cambios en la dieta pueden hacer que las heces sean más fáciles de pasar y evitar que el problema se repita.

Cómo Aliviar Las Hemorroides

Síntomas de las hemorroides.

Los signos y síntomas de las hemorroides pueden incluir:

  • Sangrado indoloro durante los movimientos intestinales (puede notar pequeñas cantidades de sangre roja brillante en el papel higiénico o en el inodoro).
  • Picazón o irritación en la región anal.
  • Dolor o malestar.
  • Hinchazón alrededor del ano.
  • Un bulto cerca del ano, que puede ser sensible o doloroso (puede ser una hemorroide trombosada).

Los síntomas de las hemorroides generalmente dependen de la ubicación.

  • Hemorroides internas:

Estas hemorroides se encuentran dentro del recto. Por lo general, no se puede ver o sentir, y rara vez causan malestar. Sin embargo, el esfuerzo o la irritación al pasar las heces puede dañar la superficie de una hemorroide y hacer que sangre.

Ocasionalmente, el esfuerzo puede empujar una hemorroide interna a través de la abertura anal. Esto se conoce como hemorroides protrusas o prolapsadas y puede causar dolor e irritación.

  • Hemorroides externas:

Estas hemorroides están bajo la piel y alrededor del ano. Cuando se irritan, pueden picar o sangrar.

  • Hemorroides trombosadas.

A veces la sangre puede estar en una hemorroide externa y formar un coágulo (trombo) que puede resultar en dolor severo, hinchazón, inflamación y un bulto duro cerca del ano.

¿Cuándo consultar a un médico?
  • El sangrado durante los movimientos intestinales es el signo más común de las hemorroides. El médico puede hacer un examen físico y realizar otras pruebas para confirmar las hemorroides y descartar condiciones o enfermedades más graves.
  • También habla con tu médico si sabes que tienes hemorroides y que causan dolor, sangran frecuentemente o excesivamente, o no mejoran con remedios caseros.
  • No asumas que el sangrado rectal se debe a hemorroides, especialmente si tienes más de 40 años. El sangrado rectal puede ocurrir con otras enfermedades, incluyendo el cáncer colorrectal y el cáncer anal.
  • Si tienes sangrado junto con un cambio marcado en los hábitos intestinales o si tus heces cambian de color o de consistencia, consulta a tu médico. Estos tipos de heces pueden indicar una hemorragia más extensa en otras partes de tu tracto digestivo.
  • Busca atención de emergencia si experimentas grandes cantidades de sangrado rectal, aturdimiento, mareos o desmayos.

Causas de las hemorroides.

Las venas alrededor de tu ano tienden a estirarse bajo presión y pueden hincharse. Las venas hinchadas (hemorroides) pueden desarrollarse a partir del aumento de la presión en el recto inferior debido a:

  • Esfuerzo durante los movimientos intestinales.
  • Sentarse durante largos períodos de tiempo en el baño.
  • Diarrea crónica o estreñimiento.
  • Obesidad.
  • El embarazo.
  • Relaciones sexuales anales.
  • Dieta baja en fibra.

Las hemorroides son más propensas al envejecimiento porque los tejidos que sostienen las venas en el recto y el ano pueden debilitarse y estirarse.

Complicaciones de las hemorroides.

Son muy raras, pero incluyen:

  • Anemia. La pérdida de sangre crónica de las hemorroides puede causar anemia, debido a que no tendrás suficientes glóbulos rojos saludables para transportar oxígeno a tus células.
  • Hemorroides estranguladas. Si el suministro de sangre a una hemorroide interna es cortada, la hemorroide puede ser “estrangulada”, otra causa de dolor extremo.

También te recomendamos que leas: Aloe Vera Para Las Hemorroides -Tratamiento Realmente Efectivo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.