Para Volverte Erudito

¿Sufres De Clavos En Los Pies? ¡Entérate Como Deshacerte De Esta Dolorosa Molestia En El Pie!

Son los clavos plantares lesiones frecuentes en los pies, y son además muy difícil de diferéncialos de los cayos. Los clavos en los pies son bastante parecidos a los callos, no obstante tienen debajo de los pies una cierta punta, es pues de allí donde deriva su nombre. Suelen ser los callos muy molestos, pero por lo general los clavos plantares en los pies son bastante dolorosos.

Los Clavos en los Pies

Los Clavos en los Pies.

Duelen los clavos en los pies por que se alojan generalmente en una zona donde se hallan muchas terminales nerviosas. Se produce esta afección por la infección de un virus conocido como papovavirus. Los individuos más propensos a padecer este tipo de afección, son aquellos que caminan descalzos o utilizan piletas, baños o duchas públicas.

Dependerá el tratamiento para los clavos en los pies del tipo de lesión, aunque se recomienda acudir a un podólogo, para que sea curado inmediatamente. Pueden las personas afectadas tener uno o más clavos en los pies. Al momento que los mismos sean retirados quedará un agujero profundo en la zona del pie, la herida debe ser desinfectada y tratada con medicación para una rápida cicatrización.

Es muy importante no tratar de sacarlos  en casa, ya que la herida que se hace en el pie se puede complicar. Puede también el podólogo aconsejar la utilización de remedios caseros y plantillas para culminar el tratamiento.

Si tenemos algún tipo de problema en los pies y no sabemos qué es exactamente lo más recomendable es acudir a un podólogo, ya que estos profesionales son los más adecuados para tratar estas infecciones. Son muy dolorosos los clavos plantares, pero si adecuadamente se tratan, se puede solucionar en unos días y mayores complicaciones. Es recomendable que uses cómodos calzados ya que favorecerá la curación de este tipo de lesión en los pies.

Las Causas de los Clavos en los Pies.

La formación de callosidades o callos en los pies es una de las maneras que utiliza el cuerpo para resguardarse de una posible deformación, resistencia o peso. Comúnmente los callos se generan por el uso de calzados. Los clavos en los pies son más bien unos bultos secos y pequeños en los pies, con una punta que tiene forma de semilla y además se puede llegar a formar en cualquier parte del pie, aunque típicamente aparecen en el talón. Pueden también ser prevenidos los clavos en los pies sencillamente quitando la incomodidad o la fuerte presión. Pueden los clavos en los pies ser causados por:

clavos plantares

Importante que sepas sobre: Que Es Bueno Para Reducir La Fiebre  ¡Aprende Como Bajar La Temperatura Corporal!

1- Calcetines:

Los pies pueden estar expuestos a una innecesaria fricción si no se usan calcetines con sandalias o zapatos. Si se usa medias o calcetines demasiado apretados o que posiblemente no se ajusten a los pies puede inducir esto tanto a callos como a clavos plantares.

2- Zapatos:

Aunque es desconocida la verdadera causa de los clavos, generalmente estos se forman cuando esta seca la piel. Cuando no ajusta correctamente el calzado o cuando se utilizan zapatos altos o tacones, se aplica una presión en determinadas zonas de los pies. Podría causar que el pie de una forma continua se oprima al zapato si los mismos calzan demasiado flojos. En ciertos casos la línea de costura de los calzados podría llegar a rozar la piel.

3- Tensión en el Movimiento:

Se pueden formar los clavos por el peso y la presión que es causado por repetitivos movimientos, como el estar mucho tiempo de pie, como el caminar en superficies inclinadas o en superficies duras como caminos de piedras o de concreto por un periodo largo de tiempo. En ocasiones son los clavos debido a la desequilibrada forma de caminar de algunas personas, que se suele conocer como anormalidades biomecánicas o manera de andar.

4- Deformidades en el Pie:

Las deformidades en los pies, como por ejemplo los juanetes, que se caracterizan por unas anormales perturbaciones óseas, que se genera en la base de la articulación en el lado gordo de los pies, un dedo en martillo, que es cuando un dedo es doblado en medio de la articulación y por esa razón parece un martillo, y espolones óseos , los cuales son unas proyecciones óseas que se desarrollan a lo lago y ancho de los bordes de los huesos, pueden hacer una continua fricción en el zapato y generar la aparición de clavos en los pies.

Deformidades en el Pie

Interesante artículo sobre: Cómo Nacen Los Bebes – ¿Sabes Cuantos Tipos De Partos Existen?

Remedios Caseros para Curar los Clavos de los Pies.

Estos clavos parecidos a los callos son muy molestos, y más al momento de caminar o de hacer cualquier movimiento del pie, por lo que es muy importante tener en cuenta cómo aplicar los siguientes remedios caseros para que de una vez por todas te deshagas de estos clavos en los pies:

Remedios Caseros para Curar los Clavos de los Pies

Aplicación de Ajo.

Se debe machacar un par de ajos de tal manera que queden como una pasta. Luego de debe añadir un poco de aceite virgen extra a la mezcla y remover. Se aplica posteriormente al clavo y se envuelve con un poco de tela aquella zona del pie. Ayudará esto a que se reblandezca. Debe hacerse todos los días hasta que se comience a notar las mejoras.

Vitamina E.

Antes de ir a dormir remoja los pies con agua tibia, luego rompe una capsula de vitamina E, el cual se debe aplicar en las zonas con grietas, callos y clavos frotándolo suavemente. Luego puedes añadir una capa de vaselina para colocarse después calcetines de algodón.

Aspirinas.

Tienes que triturar solo cinco aspirinas y mezclarlas con una cucharada de agua hasta que quede como una pasta. Luego debes añadir un poco de zumo de limón. Después de esto coloca la pasta en el clavo de tu pie. Luego envuelve el pie en una toalla caliente para dejar reposar la pasta durante diez minutos. Por ultimo debes raspar el clavo con una piedra pómez.

Vinagre.

Coloca encima de una miga de pan que haya estado empapada en vinagre en el transcurso de dos días. Se sujeta el emplasto con un pañuelo durante tres noches enteras. No debes olvidar sumergir el pie afectado en un balde con agua tibia, antes de que apliques el vinagre, para que se suavice el clavo y que el mismo salga de manera fácil.

Cebolla Cruda.

Debes raspar los clavos todos los días con una piedra pómez para luego pasar por encima de los clavos de los pies una cebolla partida por la mitad y cruda, tan solo al cabo de unas semanas podrás comenzar a notar los cambios ante esta inquietud.

Manzanilla.

Puede la manzanilla también ayudarte a reblandecer los clavos de los pies, para que se desprendan. Debes lavar tus pies con agua tibia y manzanilla para luego raspar con una piedra pómez.

Bicarbonato de Sodio.

También el bicarbonato de sodio puede ayudarte a decirle adiós a los clavos en los pies. Tienes que hacer una pasta con unas gotas de agua y unas cucharadas de bicarbonato de sodio para aplicarla en los clavos. Tienes que dejar que haga efecto unos diez minutos para posteriormente lavar el pie y dejarlo secar. Cuando esté totalmente seco raspa con una piedra pómez.

adiós a los clavos en los pies

No dejes de saber sobre: Como Se Produce La Cera En El Oído – La Mejor Forma De Extraerla Sin Causar Lesiones!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.