Para Volverte Erudito

11 Pasos Con Los que Vas Cerrar Ciclos Sin Olvidar el Aprendizaje Adquirido.

Cerrar ciclos, es como querer borrar una serie de eventos y momentos en nuestra vida,  que están impregnados de algunos sentimientos agradables o  bien desagradables a los cuales solemos apegarnos. Sí, incluso también tenemos el mal hábito de  apegarnos hasta a lo desagradable. Es cuando nos damos cuenta que debemos hacerlo.

Te recomendamos leer Depresión por Amor o Desamor – Como Superarla en 10 Pasos!!

Déjalo ir, Olvida ese pasaje de tu vida, Ya no tiene caso que te acuerdes ¿Para qué hablar de lo que ya pasó?, Comienza de nuevo sin esos recuerdos, suelta el pasado, entre otras cosas ¿Cuántas veces no hemos oído esta clase de frases ante situaciones que son dolorosas y adversas por las cuales  hemos atravesado, especialmente, cuando estas se tratan de relaciones de pareja que han llegado a su final?

Cerra ciclos

De forma segura, nosotras también nos hemos repetido incansablemente esas mismas expresiones, o bien alguna vez hemos aconsejado a otras personas que  tienen que dejar atrás los recuerdos amargos  de el pasado.

Te recomendamos leer La Violencia Sutil… Invisiblemente Destructiva ¡Mujer, Aprende a Reconocerla!

Sí, son estas frases de aliento que sirven para poder motivarnos a superar alguna experiencia que haya sido dolorosa, con el  único objetivo de permitirnos el avanzar a la siguiente etapa de nuestra vida, así dejando atrás lo lastimoso.

Cuando los negocios, los proyectos de vida y los amores no se concluyen bien, tarde o temprano estos pasan la cuenta. Saber cerrar ciclos es fundamental para seguir adelante, sólo así podemos avanzar a otro nivel y a otro espacio de nuestra vida en una actitud que sea plena sin ningún tipo de duda o resentimiento, y mas hablando de las relaciones de pareja.

Sí, es importante y significativo el saber cerrar etapas; el decir adiós a lo que ya no se ríe con uno; botar lo viejo, limpiar todos los recuerdos que impiden el poder ver y disfrutar el presente.

Intentando claro esta desprendernos con mucha generosidad y total agradecimiento, sin embargo,  todo esto toma su tiempo.  Cerrar ciclos o etapas significa soltar, para entonces volver a recibir, pero para lograr esto hay que atravesar por procesos diferentes en el que cada persona tiene sus propia forma, basado en sus tiempos y  sus espacios con el fin de desprenderse de lo que realmente ya no le sirve.

Cerrando ciclos

El desapego para poder cerrar ciclos.

En diferentes ocasiones no resulta ser tan fácil el dar vuelta a la hoja, por lo que entonces recurrimos a buscar diferentes opciones que nos ayuden, como por ejemplo, el acudir con los profesionales en la materia, los psicólogos.
Ellos trabajan con algunas terapias que nos ayudarán a soltar, a deja ir  o desapegarnos de aquellas personas o de las experiencias vividas, sobre todo aquellas que representan algún dolor o algún sufrimiento para nosotras.
Pero aún así, muchas veces esto nos cuesta trabajo, es difícil el conseguir pasar a la siguiente fase, tal vez porque a veces tendemos a confundir y mal interpretamos los términos, como por ejemplo, nuestra mente entiende que soltar es un sinónimo de borrar todo de forma automática de nuestra mente y de nuestro propio corazónaquellos momentos que fueron de  angustia y que nos han lastimado, y eso a veces no es posible.
Lamentablemente, borrar los recuerdos y todas las malas experiencias de manera inmediata y absoluta  nos resulta imposible,  por más que alguien nos aconseje o nos propongamos realizarlo.
soltar relaciones
No podemos forzar a nuestra mente ni a nuestras emociones a borrar o superar de manera inmediata nuestro propio pasado.  Nuestra mente y nuestras emociones no funcionan como la tecla de suprimir, que con solo apretarla. va a desaparecer todo lo indeseable, todo lo que nos molesta.
Pensar que el soltar o el dejar atrás el pasado, funcionará  de esta forma es un error grave, pues no debemos  de  olvidarnos que toda experiencia que es vivida , tanto la buena como la mala, ha influido para que hoy seamos los seres que somos y por lo tanto, no puede ser eliminada de una forma tajante.

Pero, ¿qué pasa cuando se trata de tener que dejar atrás las emociones y los recuerdos de una relación pasada? ¿Cómo podemos cerrar ese ciclo con esa persona que fue tan especial para nosotras en  un determinado momento?, ¿Se puede  llegar a soltar definitivamente y empezar de nuevo?. Sigue leyendo.

¿Qué no es cerrar un ciclo?

  • Pensar que eso que viviste y pasaste ya no existe más, o que fue  solo parte de otra vida tuya en esta Tierra.
  • Esperar que nunca volverás a pensar en determinada persona, o esperar que en realidad la olvidarás para siempre.
  • Pensar que lo que viviste fue solo una farsa y necesitas que sea quemado y destruido.
  • Querer hacer un  borrado de tu mente y empezar desde cero o ser  quien antes eras.
  • Comenzar una nueva relación de pareja de forma inmediata luego de terminar la pasada.

 ¿Qué sí es cerrar un ciclo?

  • Observar quién fuiste y dentro de esa relación y descubrir aspectos tuyos que no conocías.
  • Asimilar la evolución dentro de ti y crecer con esa experiencia para crear una nueva, diferente y con un mayor nivel de conciencia.
  • Volver a despertar los sentimientos positivos que te generó esa relación dentro de ti (no porque ya no está la persona esto significa que dejaras de sentir amor).
  • Agradecer por lo que sí viviste y sí recibiste.
  • Recordar a tu ex en la medida precisa, sin idealizarlo ni tampoco con resentimientos que solo te causarán más daño a ti.
  • Fortalecerte a partir de esa relación y determinar qué deseas para la próxima, si es el caso, o para tu vida en general.
  • Recordar para vivir, en lugar de olvidar para respirar.

La pareja

De antemano debemos estar  muy  conscientes sobre una de las reglas que son básicas en la supervivencia emocional: CERRAR UN CICLO NO ES NINGÚN SINÓNIMO DE OLVIDAR.
Cuando decidimos que se quede atrás lo pasado, esto no significa que de manera forzosa debamos olvidarnos de lo mas relevante, ni de aquello que nos ha dejado marcas, ya sea para nuestro bien o para nuestro mal, sino por el contrario, se trata de poder recordar eventualmente todas nuestras experiencias sin ningún dolor, sin presencia de rencor, sin sentir esa impotencia letal, ante algo que ya nos pasó, pero que al fin y al cabo, si sucedió, así que debemos aceptar cada experiencia que se nos presenta tal y como pasaron porque forman parte de nuestras vivencias.

Porque ¿Acaso si se puede olvidar el pasado cuando nosotros somos el producto de aquello que fuimos y también de lo que hicimos o dejamos de hacer, y de lo que de forma dolorosa o tal vez no hemos aprendido?

Debemos confesar que nunca es bueno empeñarse en olvidar nada de lo que hemos vivido, ya sea lo bueno o lo malo, al contrario, siempre hay que entender que todo lo que se ha padecido o se ha gozado, al final formara parte de ti.

Cerrar ciclos en pareja

Todas las decisiones que hayas tomado, sean acertadas o sean erróneas, han tenido consecuencias que tendrás que enfrentar de cualquier manera, procurando no olvidar las lecciones que te han dejado, las lecciones aprendidas.

Hablar y compartir tus experiencias podrá ser una forma de madurar lo que has vivido, de recordar sin tener dolor, de pasar la hoja pero sin tener que olvidar el origen de tu historia. Pero eso sí, siempre debes anteponer el aprendizaje que has adquirido en cada una de tus vivencias.

Esta actitud resulta, algunas veces, poco comprensible para los que te rodean, pues en ciertas ocasiones esto genera que expresen expresiones como: Ya deja de hablar acerca de esono lo recuerdes tanto ,ya eso pasóte lastimas tu mismasigue tu vida adelante y olvida todo lo demás, entre otras.

Esto sin tomar en cuenta que, de seguro, ellos tampoco han logrado olvidar algunos pasajes en su vida, tal vez ni siquiera lo han podido superar, pero prefieren ocultar sus miedos y temores antes que tener que enfrentar su realidad.

Les da temor el aceptar que son experiencias que solo les pertenecen a ellos y que forman parte de toda su vida.  Se esfuerzan  por aparentar que son soltadores por excelencia  de sus pasados, cuando en realidad no han  podido soltar nada, solo han aprendido a esconderse detrás de su dolor.

Soltar el pasado

Tal vez podamos estar equivocados, no lo sabemos, pero los expertos señalan que alguien que se niega a hablar con total naturalidad o a reconocer algunas etapas de su pasado con el simple pretexto de que es algo que solo ya pasó y que no tiene para nada importancia el mencionarlo o el recordarlo.

Es simplemente alguien que no ha podido superar el dolor que le causa el haberlo vivido. Hay que respetar cada idea y aceptar la forma de ser y la manera de pensar de cada persona, pero la intención debería ser solo transmitir que la mayoría de las veces es mejor tomar las cosas con espontaneidad y naturalidad, que esforzarse por  ocultarlas y callarlas hasta de uno mismo.

Aún así, cada quien tiene la libertad de reciclar su vida de la forma que mejor crea conveniente.

El mantener frescas las experiencias de el pasado no significa que no hayas cerrado tus ciclos de la mejor manera,  por el contrario, has aprendido a enfrentarlos y a poder cerrarlos con aceptación, con mucha convicción, con total agradecimiento y con mucho respeto a ti como persona misma y a  claro esta a quienes te rodearon en cierto momento, y también de esta forma asumir que tus decisiones, sean erróneas o no,  te han traído a este presente, donde eres la mujer que, simplemente, eres

A lo largo de tu vida vas a aprender a recordar sin tener dolor sin sufrir, de repente sobre las cosas malas buenas que te han sucedido, vas a  intentar transmitir al mismo tiempo el aprendizaje que adquiriste, te vas a empeñar en hacerlo de las forma  mas natural posible

Malos recuerdos cerrar ciclos

Y aunque hayas vivido cosas muy dolorosas y un tanto angustiantes, has aprendido a tomarlas en su medida justa. Por ejemplo,  hay una experiencia que cuentan los psicólogos, donde se habla de una niña de 8 años, cuando su profesor de 3 er. grado de primaria abusó de forma sexual de varias niñas, entre ellas la paciente.

Poco a poco aprendió a entender que ese momento, fue un crimen hasta cierto punto totalmente irremediable, y que aunque esos actos pasan con más frecuencia de lo que uno piensa, no por esto son justificables ni deben para nada quedar impunes, pero sí pueden tomarse las medidas de prevención para poder evitarlos en la medida de lo que sea posible

Si no has dejado atrás esa experiencias amargas, jamas te vas a atrever a poner en alerta de forma objetiva a nadie. Sin embargo, hoy después de cualquier situación  parecida a la narrada podrás dar testimonio y hablar de eso de forma abierta, como de otros temas más difíciles.

Porque además,  si no aprendes a soltar tus experiencias amargas, como mucha gente entiende lo que es soltar, hoy no podrías ayudar a nadie, ni ejercer ciertas actividades o profesiones como la labor social de prevención y la de difusión, si elegiste ser psicólogo por ejemplo

Debes convertirte en tu principal motor todo aquello que te marco, debes compartir las experiencias vividas y no por esto estarás atrapada en tu pasado, ni vivirás llena de amargura,  o llorando o simplemente enojada.

Dejar todo

Todo lo contrario, es entonces cuando se dice que has trabajado para poder convertir tus vivencias en un medio que sirva para transmitir tus aprendizajes y evitar que otras personas, mujeres principalmente, cometan algunos errores similares o se mantengan totalmente alerta ante situaciones de peligro.

Por lo anterior, nos atrevemos a afirmar que en realidad los ciclos como tales, no se llegan a cerrar, nos encontramos  en un constante ciclo de ciclos que se encuentra interconectados entre sí, gracias a uno empieza de forma gradual el que le sigue.

Los ciclos forman de manera práctica una cadena donde cada eslabón depende de el anterior. El problema es que muchas veces nos quedamos atorados mentalmente  en el ciclo pasado y frenamos así nuestro propio avance hacia el futuro.

¿Y tú, mujer, sabes cuando debes  cerrar un ciclo?

Por lo que es de referirse a las relaciones de pareja, sabemos que toda mujer merece el ser amada, el ser respetada y el ser valorada, y cuando no recibimos nada de eso,  de manera dolorosa observamos que nuestro mundo total se derrumba, se llora y se sufre, pero debemos buscar el momento idóneo para pensar en nuestro propio bien y, en si es el caso, en el de nuestros propios hijos que no merecen un hogar sin respeto, sin valores y ni amor.

Muchas veces nos quedamos estáticas soportando los abusos, los malos tratos o las infidelidades por el bien solo de ellos, por el miedo o por la falta de recursos y de el apoyo, pero pensemos en serio ¿no es peor vivir y estar creciendo en un hogar así?

Soltar y no aguantar

Donde podrás pensar en ti  como mujer, en tu propio bienestar y, sobre todo valorarte en toda la extensión de la palabra.  Cuando se termina una relación, lo mas ideal es proseguir con la vida en buena lid, buscar alternativas nuevas, salvaguardar nuestra integridad como mujer ante todo y, principalmente tratar de encontrar la felicidad y todo el respeto que nos merecemos.

Cabe resaltar que durante el proceso de la separación, los primeros días serán los más duros,  pero con el tiempo te iras dando cuenta que alejarte de todo eso que te causo daño es la mejor decisión que pudiste tomar.

El proceso de la separación emocional y de la legal, en algunos casos, suele ser muy difíciles, pero por más complicadas que estas sean, no olvidemos que todo lo que hemos vivido forma parte de una etapa  importante en nuestras vida, y que todo lo que está por venir tenemos que enfrentarlo y aceptarlo.

Ahora bien, una vez que la relación ya finalizo, hay que pensar en cómo hacer para cerrar ese ciclo, sin dejar de tomar y absorber lo mejor de esa experiencia que nos sucedió. Recuerda, que los tiempos para soltar son diferentes para cada persona, así que no te presiones, ni te martirices pero tampoco lo pienses tanto.

El desapego

Deja de esforzarte por olvidar para poder cerrar ciclos.

Olvidar es solo para las personas que sufren de problemas con la memoria como la amnesia, y como seguramente tú no tienes ese problema, deja entonces de esperar que llegaras a olvidar a tu ex.

Tu ex fue algo real, lo que viviste plenamente con esa persona fue real, y no se trata de que lo llegues a olvidar, se trata de que agradezcas sinceramente que existió, tomes lo que recibiste de el, te fortalezcas sobremanera, y tomes fuerzas para ya estar contigo misma y, en el futuro,  llegar a estar con alguien más.

Cerrar un ciclo no significa que tienes que olvidar por completo, significa que descubres la evolución que existe dentro de ti a partir de dar por finalizada esa relación y continuar así con el siguiente eslabón en pro de tu crecimiento.

 Pasos para cerrar un ciclo en forma positiva.

Para aceptar y poder asumir que nuestro pasado forma una parte fundamental de nuestra vida, debemos cerrar de forma positiva cada ciclo que hemos vivido en algún determinado momento de nuestras vidas. Para poder conseguirlo, algunos expertos recomiendan el seguir los pasos siguientes y de forma paulatina,  pasar de un ciclo a otro:
libertad sin ciclos

1. No debemos aferrarnos nunca a nada ni nadie. Debemos tener la consciencia plena  de que la vida es un cambio constante , por lo que siempre encontraremos nuevas maneras de vivir. A veces pensamos y creemos que nos enamoramos de nuestro ex solo porque tenía ciertas cualidades físicas o de su personalidad, y  que solamente de esa forma nos podremos volver a enamorar de nuevo, o que el enamoramiento siempre lleva una secuencia que esta dentro de nosotros. Eso no sucede así, cada vez es muy distinto, cada relación es diferente y si sigues aferrada a encontrar lo mismo que tuviste antes, tan sólo te frustrarás mas.
2. Admitir que lo que paso o no, en gran parte fue nuestra responsabilidad, así como de el papel que jugamos en la relación para que las cosas hayan sido de tal o de cual forma; esta es la mejor manera de poder aprender. Confía plenamente en la realidad de que si esto terminó es porque debía de ser así, por más que para ti todo aparentemente estuviera perfecto, si para la otra persona no fue así, es porque había algo dentro de la relación que no estaba funcionando bien. Confía en ti misma de que eres capaz de volver a crear esos sentimientos dentro de tu ser. Confía de nuevo en todas las personas que te rodean en dado que no porque una sola te lastimó, eso significa que las demás harán lo mismo contigo. El que una persona te lastime solo significa que tu basabas tu felicidad plena en ella, y si fue así, entonces es momento de que re-ubiques en qué basas tu  propia realidad. Los demás sólo tienen el gran poder de lastimarte si solo tú lo permites, si tú les das ese poder.
3. Aprender a aceptar que todo lo que nos pasa es parte de la experiencia, ya sea esta positiva o negativa. Toda experiencia nos ayuda a poder crecer y por ello debemos ser muy agradecidas con la vida. Así es que entiende lo que realmente paso, simplemente con la consciencia para poder aprender y hacerlo muy diferente la próxima vez.
4. Libérate, crea una lista y no dejes nada por fuera, con todos aquellos recuerdos y los sentimientos que deseas sacar fuera de tu vida. Toma la decisión de liberarte de una vez de aquellas cosas que te están afectando en el presente y escribe a su lado, en cada una de ellas cómo puedes hacer para resolverlas.
Empezar de nuevo
5. Aprender a decir adiós es lo mas fundamental. Muchas veces podemos llegar a hacerlo a través de un buen“ritual”, ya sea algo como una carta de despedida o de simbolizar de alguna forma el cierre de ese ciclo, sin llegar a olvidar la importancia de tener que agradecer la experiencia vivida.
6. Celebra la vida, reconoce todos y cada uno de los pequeños detalles o grandes regalos que hayas recibido a lo largo de ella misma y siéntete muy agradecido por su presencia dentro tu vida. Si te es posible busca la forma de hacerle llegar tu gratitud inmensa y buenos sentimientos a todas esas personas que fueron un instrumento para lo bueno, que la prosperidad, toda la ayuda o la respuesta siempre llegara a ti.
7. Suelta todo el remordimiento, no mires hacia atrás para tener que  resaltar tus errores ni para tener que pensar en lo que pudiste haber hecho, piensa que los errores también forman parte de todo tu proceso de crecer y de alcanzar el éxito. Así que asume el compromiso de tener que corregirlos uno a uno para poder estar atento de no volverlos a realizar.
8. Rodéate de muchas personas positivas, es tiempo de que renueves un poco mas tu círculo social para poder acercarte a otras personas que sean mucho más positivas, entusiastas y hasta optimistas frente a la vida. Realizar esto te ayudará a mejorar toda tu actitud. Sanar tus relaciones personales, tomar la decisión de perdonar a todas aquellas personas que de una u otra manera te hayan afectado, y de ser necesario, pide el perdón para que puedas sanar así las heridas de el alma. Libérate de el pasado que es doloroso y conserva sólo el aprendizaje que este te dejó.
Fortaleza y valor
9. Enamórate de tu propio yo  y todo va estar mejor, a pesar de todo lo duro que haya sido la situación que tu atravesaste haz todo el esfuerzo de sonreír. Conéctate con la música, canta, baila mucho y recuerda todos los episodios de tu vida que ta han brindado alegría. Quizás creas y suene cursi o tal vez demasiado optimista, pero es realmente la mejor manera de superar a todos tu ex, es enamorándote de tu propio yo. Si contigo estás realmente completa dejas de necesitar entonces de alguien más, y el estar en pareja se convertirá  en un compartir de tu felicidad, más no sera un requisito para poder ser feliz.
10. Valórate mucho y  comienza a emprende proyectos nuevos. Aumenta tu autoestima en lo posible, se muy honesta contigo misma y con tus relaciones, abre los ojos a las posibles señales, aprende las técnicas de comunicación para poder llegar a acuerdos, se muy auténtica, date mucho valor a ti misma. Si te das el valor a ti misma que es lo que te mereces desde el principio dentro una relación, permanecerás así en una relación positiva, y de forma segura no saldrás lastimada. Pero si desde el comienzo de la relación estás al servicio de el otro y te olvidas siempre de ti misma, aumentan sobremanera las probabilidades de que salgas lastimada.
11. Avanza, ve hacia adelante, la mejor manera de avanzar es simplemente es accionando, moviéndote, actuando. Si ya lo estás haciendo y tu sientes que no te ha dado ningún resultado, observa lo que sí por el contrario has estado recibiendo, quizás no es tu mejor expectativa, quizás no es lo que estas esperando, pero de forma segura sí estás avanzando, reconoce eso. Avanzar no es tener una relación nueva o volverte a enamorar rápidamente, avanzar es sentirte tranquila y  libre contigo misma, y entonces en el momento que tu menos lo esperes, llegará esa persona que resuene con  toda tu energía.
Es necesario empezar

 Otros puntos muy importantes.

  • Haz una revisión de todos los mensajes,  las cartas o los e-mails que tengas y decídete en un momento a borrarlos, cada vez que borras uno le das las gracias por lo aprendido. Lo mismo con todos los objetos materiales, agradéceles con sinceridad y despídete de ellos.
  • Evita el hablar mal de esa persona o de querer justificarlo con otras razones, en el fondo tu llegaste a amar a esa persona y de nada te sirve ahora poner a los demás en contra suya, pues muy en el fondo te sentirás realmente culpable.
  • Distingue el apego que te hace que sientas un sufrimiento o hasta un hueco en la panza por su falta o ausencia, y ten la valentía de empezar a tener paciencia para poder recuperar tu paz interna, sobretodo dándote amor a ti misma.
  • Deja de idealizar a tu pasada pareja, pensando que esta era perfecta y que jamas nadie más lo será.
  • Evita ponerle ningún requisito a las nuevas personas que se van integrando a tu vida en base a tus experiencias pasadas, no porque te haya ido realmente mal con un determinado sujeto alto, esto significa que con todos los que consideres altos te irá igual trata de aplícarlo con características mucho más internas.
  • Ábrete a la posibilidad de poder enamorarte en cualquier momento, con la idea mas clara en tu mente de que cada vez será totalmente diferente.

Parte de el éxito de este proceso radica en si, en aprender a separarnos sin sufrir dolor, es decir, obtener el mayor provecho que podamos de las experiencias y reconocer que dentro de todo lo negativo que hayamos pasado, esto aportó algo a nuestra vida.

Esa valoración es la que nos hará poder desprendernos sin llevar rencores encima y poder proyectar la próxima fase, desde una plataforma de tipo positiva que no busca el borrar nuestro pasado sino capitalizar a favor de el presente.

Esa es la esencia plena de cerrar un círculo, si no se cubre completa esta condición, corremos el riesgo para mal de almacenar rencores o de quedar atrapadas en esos momentos que generaron mucha felicidad pero que ya no están mas, y en ambos casos el avance que hemos esperado no será nada fructífero, seguirás atada al pasado.
Dejar atrás el pasado no es renunciar a él, sino hacerlo efectivo para nuestro propio crecimiento personal. Después de vivir cualquier experiencia, habrá oportunidad de poder transformarla o de hacerla mucho más intensa, plena y duradera, solo tienes que abrir lo mas que puedas tu mente y tu espacio al nuevo reto que se te presenta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.