Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

¿Quieres Un Cabello Liso Sin Dañarlo? Te Mostramos 9 Técnicas Para Alisar El Pelo Sin Calor

La transformación del cabello ondulado a uno más liso a menudo implica el uso copioso de productos químicos, secadores de cabello y planchas. Todos ellos usados hasta su configuración de calor más alta. Pero las mujeres se han alisado el cabello durante décadas sin necesidad de usar demasiado calor tiempo antes de que las planchas de cerámica, turmalina, o iónicos se inventaran. Hoy queremos presentarte unas sencillas maneras de alisar el pelo sin calor.

Si bien las técnicas para alisar el pelo sin calor pueden no funcionar para todas, es posible lograr un buen resultado si se trata con un cabello naturalmente ondulado, medio a fino. Así pues, para quienes quieren lograr un cabello más liso sin riesgo de daño.

9 Métodos Efectivos Para Alisar el Pelo sin Calor

1.- Comienza con el champú y el acondicionador adecuados.

Es muy importante comenzar con un champú y un acondicionador adecuados para el cabello liso. Después del lavado, trata de sacar la mayor cantidad de humedad posible. Luego aplica una crema suavizante o utiliza un acondicionador para preparar tu cabello y un suero o aceite suavizante, dependiendo de tu tipo de cabello para terminar.

2. Usa una toalla ultra absorbente.

Las técnicas para alisar el pelo sin calor funcionan mejor en la textura de pelo fino o medio que sea casi liso o ligeramente ondulado. Puede tomar horas para que el cabello se seque totalmente. Por eso puedes iniciar el proceso de secado usando una toalla de tela más absorbente. Esto ayuda a eliminar la humedad del cabello rápidamente sin causar daño ni frizz.

Conoce este Enjuague de Vinagre para un Cabello Sedoso

3.- Cepíllate el pelo constantemente hasta que esté seco.

Para los cabellos largos a medios que se alisan con facilidad, esta técnica es muy útil. Cepilla el cabello mojado y tira de él con las manos cada pocos minutos hasta que se seque. En los cabellos naturalmente ondulados, esta técnica le dará la apariencia chic que se ve a menudo en las pasarelas. Y puedes terminar el estilo aplicando un aceite o crema en las puntas para alisar un poco más.

4.- Envuelve el cabello en tu cabeza con ganchos

Cuando tu cabello esté húmedo, péinalo y divídelo por el centro. Peina la parte izquierda en dirección a la derecha y envuélvelo alrededor de la parte posterior de la cabeza, asegurando con ganchos. Voltea la sección derecha sobre el lado izquierdo, envuelve y asegúralo de la misma manera. Deja que se seque por completo. Puedes envolver el cabello en una bufanda de seda y dormir con ella para reducir el frizz.

5.- Utiliza rollos para cabello jumbo.

Si tienes el cabello largo, usa unos seis rollos tamaño jumbo y secciona el cabello secado con una toalla hasta el ancho de los rodillos. Asegúralos y envuelve tu cabello en el rollo. Asegura con un gancho de pico de pato en cada lado. Si usas rollos de plástico en lugar de los de velcro o goma espuma te ayudará a lograr un efecto más suave.

6.- Utiliza un secador de pelo con aire frío.

Para alisar el pelo sin calor puedes usar un secador con aire frío y sin ningún producto. Haz esto usando una combinación de un cepillo y los dedos para ayudar a alisar. Una vez que esté completamente seco, puedes usar un producto natural como el aceite de coco para relajar la cutícula del cabello y eliminar el frizz.

Conoce los beneficios del Aloe Vera para el Cabello

7.- Usa colas de caballo sueltas durante la noche.

 

Divide el cabello húmedo en una o dos colas de caballo bajas. Fíjalas con una cola elástica suave. A continuación, añade elásticos adicionales cada centímetro o menos por la cola de caballo, con el fin de mantenerla junta. Asegúrate de que los elásticos están bastante sueltos para que no dejen una marca notable en el cabello. Ve a dormir y suéltalo por la mañana.

8.- Deja secar el cabello en un moño.

Si tienes un cabello bastante obediente y un poco liso para empezar, entonces este método probablemente funcionará para ti. Aunque ciertamente no será eficaz en un cabello obstinadamente ondulado. Haz una cola de caballo con el pelo húmedo y gira como una cuerda. Envuélvelo alrededor de sí mismo para hacer un bollo o moño y asegura con un elástico. Deja que se seque naturalmente y luego cepilla.

9.- Haz una mascarilla alisadora natural.

Una cosa que puedes hacer es una máscara de leche y miel. Mezcla 1 taza de leche entera o leche de coco con 1 cucharada de miel. Déjala actuar en tu cabello y cuero cabelludo durante una hora antes de lavarla.

También puedes mezclar 2 tazas de leche con 1 huevo. Colócala el cabello y déjala actuar durante 10 minutos, luego exprime, no enjuagues. Envuelve tu pelo con una cubierta de plástico durante otros 30 minutos. Lava y seca con un cepillo.

Otra receta recomienda aplicar la siguiente mascarilla de alisado dos veces por semana durante 2 meses para relajar y alizar el cabello. Lo que vas a usar es 1 taza de leche de coco, 5-6 cucharadas de jugo de limón, 2 cucharadas de aceite de oliva, 3 cucharadas de maicena. Calienta a baja temperatura y revuelve hasta que esté suave. Déjala enfriar y luego aplícala sobre el cabello.

A todas estas recetas puedes añadir unas gotas de almendra dulce o aceite de coco para domar el frizz y suavizar el aspecto.

¿Pensabas que alisar el pelo sin calor era imposible? Pues ya ves que no! Prueba con estos métodos y cuéntanos cómo te fue en los  comentarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.