Para Volverte Erudito

Como Adelgazar en el Embarazo – La Duda en Muchas Mujeres

Como bien sabemos, en el embarazo lo normal suele ser ganar peso paulatinamente hasta subir unos 10 o 12 kilos al final del mismo. Pero existen algunas mujeres que adelgazan, ¿sabes por qué sucede esto? En este nuevo artículo te mostraremos que significa y como se consigue adelgazar en el embarazo. ¡No te lo pierdas!

Adelgazar en el embarazo, la pregunta de muchas mujeres. Es muy común observar mujeres con cierto sobre peso (acumulado con anterioridad) que reciben la noticia de que están embarazadas. Pareciera que basta con decir “embarazada” para que la mujer entre en un estado de caos, desesperación y confusión.

Empiezan las llamadas por celular a amigas, nutricionistas y se repite constantemente la frase: Quiero bajar de peso en el embarazo, como hago para adelgazar en el embarazo, mi prima engordó 30 kilos, voy a explotar. Su mayor preocupación suele ser bajar de peso en el embarazo. Y su verdadera preocupación debería ser No subir demasiado de peso en el embarazo.

En esta oportunidad, queremos hablarte un poco sobre cuáles son los cuidados del peso corporal en dicha etapa y cuál es el peso conveniente según su estado nutricional pre-embarazo.

Adelgazar en el embarazo

Seguro que si estas en estado la báscula ya forma parte de tu vida. Y que el ginecólogo te pregunte el peso (o te pese en la consulta) en cada una de las visitas médicas. Y es que un aumento continuo y correcto de peso siempre suele ser una buena señal. Aun así, las variaciones en las ganancias de peso suelen variar mucho de unas mujeres a otras y todo depende del peso con el que comenzaste el embarazo y de las situaciones que acompañen al mismo.

• Si comenzaste la gestación con bajo peso puedes ganar de 12 a 14 kilos con facilidad.

• Si comenzaste con un peso normal el peso recomendable a ganar es de unos 10 a 12 kilos.

• Y si empezaste con demasiado peso, no convendría que subieras más de 8 a 9 kilos.

Aparte de estas consideraciones, es probable que inicies la gestación perdiendo peso en vez de ganarlo. Pero, ¿por qué este adelgazamiento? El motivo principal suelen ser las náuseas y los vómitos.

Si perteneces al 50% de las mujeres que en los primeros meses presentan vómitos ocasionados por las náuseas matutinas tienes muchas papeletas para perder peso. Es lógico, no te cae bien la comida, no te apetece comer y lo como que tomas lo vomitas.

Entonces, ¿qué debemos hacer? Lo primordial es evitar la deshidratación. Debes tener en cuenta que los líquidos fríos sientan mejor que los calientes, así que acostúmbrate a tomarlos. Asimismo, bebe a sorbitos pequeños. También hazte amiga de los yogures, que suelen caer muy bien (mejor que la leche) y de otros alimentos que suelen también ser bien admitidos como lo es el arroz, la pasta o la manzana. Por lo demás, paciencia, en pocas semanas la náuseas irán desapareciendo. Y en caso de que empeores o vomites absolutamente todo lo que tomas, acude al médico para que te examine.

¿Cómo adelgazar en el embarazo? ¿Se puede hacer?

• Es muy importante saber que la dieta que se debe seguir debe incluir todos los grupos de alimentos (carnes bajas en grasas, lácteos desnatados, huevo, vegetales, legumbres, frutas, cereales integrales, azúcar y aceites) en cantidades adecuadas.

Cuando más natural sea la dieta, mucho mejor será para ti y para tu bebé. Debes evitar en la manera de lo posible los alimentos ricos en grasas y ciertos modos de cocción como las frituras.

Para perder peso o no aumentar de manera excesiva debes alimentarte cada tres horas. Este hábito será bastante beneficioso para así controlar la ansiedad y nutrirte de un modo correcto.

Es muy importante ingerir una cantidad apropiada de líquidos, no menos de dos litros de agua por día. Evita el consumo excesivo de refrescos con azúcar.

Disminuir el consumo de sal o de alimentos que lo contengan de manera oculta.

En cuanto a los ejercicios físicos apropiados para realizar durante el embarazo, se pueden indicar las caminatas, el yoga, la natación, etcétera. Recuerda que la actividad física es sumamente beneficiosa y debe ser controlada por un profesor que sea especializado.

Adelgazar en el embarazo

Adelgaza en el embarazo de manera saludable

Aumentar de peso durante el embarazo suele ser algo muy natural. Por lo general, deberías aumentar de dos a cuatro libras aproximadamente (900 g a 1,8 kg) en el primer trimestre y una libra (450 g) por semana durante el resto de la gestación. El incremento de peso adecuado es señal de que el bebé se encuentra recibiendo los nutrientes que necesita. Si aumentes mucho durante el embaraza, puedes bajar de peso de forma saludable siempre y cuando lo hagas de la manera correcta.

1. Empieza una rutina de entrenamiento semanal que no sea demasiado extenuante ni tampoco implique movimientos brucos, rápidos o violentos. Un buen ejemplo sería caminar al aire libre o en una cinta durante unos 45 minutos diarios, cuatro veces a la semana. En los días de descanso, realizar actividad física con pesas bastante livianas para así tonificar y fortalecer tus músculos.

2. Elabora de cinco a seis comidas pequeñas y constantes todos los días. Según la Agencia de Alimentos y Medicamentos y la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, las embarazadas pueden ingerir de forma segura hasta 12 onzas (340 g) de mariscos y pescados a la semana, como lo son los camarones, salmón, atún enlatado, bagre, abadejo y bacalao.

3. Consume unos 1.000 mg de alimentos ricos en calcio como lo es el yogur, la espinaca, quesos y cereales.

4. Bebe soda y agua mineral o del grifo para así evitar adicionales calorías. Restringe totalmente el consumo de bebidas dulces o azucaradas como los refrescos, bebidas de frutas, ponches de frutas, té halado, jugos en polvo o limonadas. Estas bebidas suelen aportar muchas calorías con pocos nutrientes y no cubrirían a la pérdida de peso mientras estás en estado.

5. Al cocinar, no añadas sal a tus alimentos. La sal ocasionará retención de líquidos. Asimismo, usa con moderación los siguientes tipos de grasas: mantequilla, margarina, aceites de cocina, fondos de cocción, grasa de cerdo, salsas, aderezos para ensaladas regulares, crema agria y quesos cremosos. En su lugar reemplaza estos productos por sus grandes variedades con bajo contenido de grasa.

6. Emplea técnicas de cocción bajos en grasas, como asar, hornear, dorar o hervir, para así perder peso de forma saludable durante el embarazo.

7. Para los refrigerios y los postres con bajo contenido de calorías opta por frutas secas, yogur descremado, pastel de ángel con fresas o pretzels, en lugar de dulces y demás alimentos con un elevado contenido de calorías.

¡Me han aconsejado perder peso!

Es posible que el especialista te recomiende adelgazar en el embarazo si tienes obesidad. Un estudio que se realizó en la Ludwing-Maximilians de Munich (Alemania) sobre las historias clínicas de más de 700.000 mujeres concluye que las futuras mamás obesas que suelen adelgazar durante el embarazo poseen menos riesgo de sufrir ciertas complicaciones, especialmente preclamsia y necesidad de cesárea de emergencia en vez de parto natural.

Asimismo, en el caso de las mujeres que presentan obesidad mórbida, adelgazar en el embarazo también se relaciona con un menor riesgo de tener un bebé más grande de lo normal.

Lo ideal y la mejor opción es que las mujeres obesas pierdan peso antes del embarazo, pero si están en esta situación y tu peso sigue siendo excesivo es recomendable que consultes con tu médico para que te de las pautas a seguir. No hagas ninguna dieta sin contar antes con el consejo del tocoginecólogo o del endocrino.

Bajar de peso vs Subir de peso en el embarazo

En muchas ocasiones un embarazo se toma como sinónimo de “comer por dos” y ahí está el primer error, ya que son dos, pero la mamá no debe comer para dos. Si es cierto, los requerimientos diarios durante esta etapa son un poco mayores y distintos pero no el doble o el triple como lo proponen nuestras abuelas. Por esa razón no se debe bajar de peso en el embarazo.

Sucede también que el embarazó se encuentra visto como un tiempo de festejo y de relax donde la madre “tiene” o “debe” disfrutar comiendo durante 9 meses como en un reality show. Además aparece en escena alguna tía o alguna amiga que nos dan algunos consejitos como “come lo que quieras ahora y luego del parto los kilitos los bajas”. O como olvidarnos de los esposos que suelen satisfacer todos los “antojos” sin importar que gusto de helado queremos ni a qué hora de la madrugada lo pedimos.

Un embarazo con sobrepeso o con una ganancia considerable de peso, posee mayor riesgo también de complicaciones maternas y para el bebé. Para la madre diabetes gestacional, hipertensión, mayor porcentaje de cesárea, trabajo de parto dificultoso, etcétera., y para el bebé, macrosomia, parto prematuro e “imprinting” neonatal.

La palabra imprinting neonatal significa que todos los alimentos que consumamos durante el embarazo suelen ser transmitidos al bebé, en otras palabras, si comemos muchísima grasa, a nuestro bebé le gustará también la grasa y si comemos sano posiblemente su hijo cuando más grandecito esté preferirá los alimentos saludables.

Por esta simple razón, una consulta al especialista de manera programada o como parte de la planificación familiar, es muy conveniente para así evitar una mayor ganancia de peso a la debida y para también evitar que esa madre que empieza su gestación con sobrepeso no caiga en desesperación de bajar de peso en el embarazo debido a que no es un momento oportuno.

¿Entonces se puede adelgazar en el embarazo?

Por el contrario lo que se debe es aumentar.

La ganancia de peso sugerida suele ser según al peso de la madre pre embarazo, y es:

BAJO PESO: 12 a 18 KG
NORMOPESO: 11 a 16 KG
SOBREPESO: 7 a 11 KG
OBESIDAD: 7 KG

Conclusiones finales sobre adelgazar en el embarazo

Como conclusión le queremos transmitir que bajo ningún concepto haga una dieta ni intente bajar de peso cualquiera sea su peso actual, ya que no es el momento para adelgazar. Los kilitos instalados con la llegada de la cigüeña, progresivamente irán bajando sin tanto esfuerzo. Si usted se alimenta con hojas verdes, grasa, helado, alcohol o cualquier otro alimento su bebe hace lo mismo. Entonces si come poco su bebé también comerá poco. Por lo tanto, un consejo sano es no intentar bajar de peso en el embarazo.

Dieta recomendable en el embarazo

La dieta de una mujer embaraza debe ser rica en alimentos frescos, principalmente frutas, verduras, cereales, pescado, huevos, carnes y lácteos. En cuanto a las necesidades calóricas de una mujer embarazada y para el correcto desarrollo del bebé suele ser suficiente con aumentar 250 calorías más la dieta diaria. Evita en la manera de lo posible el consumo de dulces, grasas y bebidas gaseosas. Aquí te mostramos y recomendamos las siguientes porciones y alimentos que debe contener toda tu alimentación:

Frutas (2-4 raciones): Una ración es equivalente a media taza de fruta cortada, una fruta mediana (como una manzana o una pera) o a tres ciruelas.

Verduras (3-5 raciones): Una taza de verduras crudas o media taza de verdura cocida.

Cereales (6-11 raciones): Una ración es equivalente a una rebanada de pan, 150 gramos de cereales o 100 gramos de pasta o arroz.

Lácteos (3-4 raciones): Una ración es un vaso de lecho, dos yogures, 150 gramos de queso fresco o un flan.

Proteínas (2-3 raciones): Una ración es un filete de carne roja, de pescado, de pollo, o bien de dos huevos.

Bajar de peso en el embarazo

La sal suele ser necesaria para el embarazo y no se debe eliminar de la dieta, pero hay que utilizarla con moderación y siempre prefiriendo la sal yodada.

La vitamina elemental para las mujeres que se encuentran en estado de gestación es el ácido fólico. La puedes adquirir en las verduras de hoja verde, las legumbres, los espárragos y el hígado. Para las mujeres embarazadas es indispensable tomar por lo menos 0,4 mg de esta vitamina cada día, sobre todo en las primeras semanas.

Recuerda siempre que antes de adoptar cualquier régimen alimenticio debes consultar a tu médico de cabecera, pues es él quien debe vigilar la dieta y el estado de salud de ambos.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este interesante artículo. ¡Y no olvides seguir visitando nuestro portal!

También puedes leer sobre: Síntomas del embarazo. ¿Cómo saber si estas embarazada?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.