Remedios Caseros, Recetas, Tecnología y mucho más

3 Causas Del Dolor De Piernas Por La Noche Y Técnicas Para Aliviarlo

¿A qué responde el dolor de piernas por la noche?, ¿Cuál es su causa? Esta es una dolencia que no conoce de edad, debido a que puede aparecer en cualquier momento. A continuación te mostramos un poco más sobre este tema y cómo tratarlo. ¡No te lo pierdas!

Por ejemplo, en el caso de los niños, entre los 5 y los 8 años de edad, este problema se vincula con el propio crecimiento. Durante esta etapa los niños se pueden quejar de calambres en las piernas, de mayor intensidad y duración por la tarde y noche, lo que a su vez interfiere en el buen descanso.

Si los más pequeños de la casa se quejan de calambres o de dolor de piernas por la noche, en principio no estamos ante un problema de salud severo, debido a que estos dolores suelen estar relacionados al propio desarrollo y crecimiento. De hecho, es la edad propia la que se encarga de que los signos remitan.

Dolor de piernas

Pero existen otras causas del dolor de piernas por la noche, un padecimiento que como bien lo hemos mencionado no tiene que ver con la edad. Si puede ser la señal que nos advierta de que tenemos un problema de circulación, de articulación, un problema de espalda o de huesos. Por supuesto, este dolor también se encuentra vinculado con el envejecimiento.

También puedes leer sobre: Calambres en las piernas – tres interesantes consejos para que lo prevengas. 

Causas del dolor de piernas por la noche

1. Causas osteoarticulares y neurológicas

El dolor en las piernas puede ser una señal de distintos trastornos, entre ellos, de tipo neurológico. Por ejemplo, el dolor en la pierna y la pérdida de control muscular suelen ser los primeros síntomas de enfermedades degenerativas como lo es la esclerosis múltiple.

Por lógica, será el diagnóstico y las pruebas necesarias las que constaten si los signos responden a un cuadro de esclerosis. Es decir, presentar dolor en la pierna no necesariamente significa que se trate de una patología grave.

Este problema puede también tener causas ostearticulares, como lo es la artrosis de rodilla, y que se traduce en dolor de piernas en reposo, la osteoporosis o la artritis.

Si presentamos un dolor bastante fuerte en las piernas, especialmente luego de una caída, podemos tener una fractura, la cual se debe tratar de manera inmediata. Inclusive las distorsiones o microtraumatismos, relacionados con hinchazón, enrojecimiento y dolor intenso, deben ser correctamente tratadas para evitar que la lesión origine daños mayores y crónicos.

2. Causa ciática y muscular

Una de las causas más frecuentes que explican el dolor en la pierna suele ser la práctica excesiva o un entrenamiento deportivo muy prolongado.

Puede dar lugar a calambres. Mas grave es el desgarro muscular, lo cual es resultado de practicar ejercicio físico sin el previo calentamiento. En dichos casos, lo más recomendable es el reposo, aplicar frío y la protección del área afectada.

Otra causa del dolor de piernas por la noche es el nervio ciático, en concreto su inflamación. En este caso el dolor aumenta un poco la intensidad y se irradia hasta la espalda, lo que puede dificultar la movilidad.

3. Causas circulatorias y síndrome de piernas inquietas

Los trastornos circulatorios también se suelen manifestar con dolor en las piernas, especialmente inflamación (edema) y sensación de pesadez. Pueden ser señales o síntomas de patologías graves, como lo es la enfermedad arterial, trombosis venosa, venas varicosas o insuficiencia venosa, la cual se puede mostrar a una temprana edad y sobre todo en las mujeres. Un estilo de vida sedentario y la tendencia al aumento de peso pueden favorecer su manifestación.

Durante el embarazo la mujer también es bastante vulnerable a padecer dolor en la pierna, especialmente por las noches. Otra respuesta a este problema es el síndrome de las piernas inquietas, cuyo origen siguen sin tener respuesta. Es caracterizada por calambres y la necesidad de mover las piernas.

El dolor de piernas por varices es otra de las causas más frecuentes.

Técnicas para aliviar el dolor de piernas por la noche

• Estirarse y masajear

Cuando se originan los espasmos de las piernas, estirarse puede ayudar a aflojar y relajar el músculo afectado, dando alivio a la opresión y al dolor.

Por ejemplo, si sientes un repentino dolor en tu pantorrilla, extiende completamente la pierna afectada y flexiona tus dedos hacia arriba y hacia abajo, hacia tu espinilla. Respira en regulares intervalos para ayudar al músculo de la pantorrilla a relajarse, sosteniendo un poco el estiramiento hasta que se vaya el calambre. Sucesivamente, utiliza tus dedos o un rodillo de espuma para masajear el músculo dolorido, amasando gentilmente la zona hasta que se disipe el dolor.

Causas del dolor de piernas

• Frío o calor

Por lo general el dolor de piernas por la noche dura desde varios segundos a 10 minutos. Si enfrentas un caso complicado de intenso y duradero dolor, prueba a tomar un baño o ducha caliente o a colocar una almohadilla de calor en el músculo afectado. Si el calor no trae alivio, la Cleveland Clinic suele enfriar la zona.

Tom un paquete caliente o una bolsa de vegetales congelados y colócalo sobre el músculo dolorido por varios minutos o hasta que reduzca un poco el dolor.

• Analgésicos

Una vez que el espasmo inicial se va, podrías tener un dolor en el músculo afectado que podría durar varias horas. Puedes tratar dicho dolor con un analgésico de venta libre, como lo es el acetaminofeno o ibuprofeno. Si estás sano, sigue las instrucciones en la botella con respecto a la administración de la dosis. Para acelerar tu velocidad para dormirte, ten los medicamentos y un vaso de agua en tu mesa de noche para tener un acceso fácil y rápido.

Prevención y consejos a tomar en cuenta

Mantente siempre bien hidratado, utilizando calzado adecuado y estirándote antes de ir a la cama, esto podría ayudarte a evitar espasmos y dolor de piernas por la noche. Mantén tus mantas y sábanas sueltas en los pies de tu cama para así permitir libertar de movimientos a tus dedos, pies y piernas.

El dolor de piernas nocturno se encuentra constantemente relacionado con otras condiciones como lo es la deshidratación, el embarazo y la fatiga muscular. Los calambres de piernas pueden también ser un signo de ciertas condiciones médicas serias, incluyendo infección, hipotiroidismo, diabetes y un elevado nivel de sustancias tóxicas en la sangre.

Algunas medicaciones, abarcando diuréticos y estatinas, también podrían provocar espasmos y dolor en las piernas. Si tu dolor nocturno suele interferir con tu habilidad para funcionar o si sospechas alguna causa subyacente, consulta con tu doctor.

Por lógica, la causa siempre determina los remedios y las medidas de prevención. Si se trata de esguinces, fracturas o torceduras musculares o ciática, se pueden ingerir fármacos para aliviar el dolor. Para los músculos cansados lo más recomendable son los masajes relajantes, y para aliviar las piernas cansadas, los baños con aceites esenciales. Para patologías más graves de origen neurológico deben ser tratadas en origen.

Realizar ejercicio físico de forma moderada y regular, controlar nuestro peso y seguir una dieta equilibrada y sana son tres consejos básicos para nuestra salud y la de nuestras piernas.

Esperamos que te haya sido de gran ayuda este interesante artículo sobre el dolor en las piernas por la noche y, ¡No olvides visitar todo nuestro portal! 

También puedes leer sobre: 7 consejos para adelgazar las piernas de una manera efectiva y sin riesgos. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.